Dark Souls III: guía para avanzar y superar los obstáculos

Dark Souls III: guía para avanzar y superar los obstáculos

Dark Souls III es un juego del género RPG de acción que pertenece a la saga creada por el estudio japonés From Software. Es uno de los más populares entre los jugadores más exigentes y seguidores de este tipo de juegos.

El mundo en el que se desarrolla Dark Souls III es un lugar tétrico y sombrío, en el que te encontrarás con una gran variedad de enemigos. Deberás combatir sin cometer equivocaciones, pues un solo error puede desencadenar tu muerte. Este juego está cargado de mucha acción y de atractivos gráficos que mantendrán a los jugadores inmersos en un entorno lleno de ruinas con intensos combates.

Con la finalidad de hacerte más sencillo tu paso por Dark Souls III, te traemos la siguiente guía que te ayudará a avanzar por el camino correcto y a superar todos los obstáculos que se te puedan presentar. 

¿Cómo avanzar por el mundo de Dark Souls III?

Dark Souls III cómo jugar

Para avanzar por Dark Souls III y completar al 100% el juego, se debe superar todos los obstáculos que aparecen a través de la historia.

Cementerio de ceniza

En este punto es donde da inicio el personaje a tu partida. El comienzo del juego está marcado por el despertar del latente en un lugar tenebroso, por medio del cual deberás hacerte paso atravesando las lápidas hasta que llegues al Santuario de Enlace del Fuego, donde debes enfrentar a primer jefe: Ludex Gundyr.

Gran muro de Lothric

Este castillo es el de mayor relevancia en el reino. Para llegar al Gran Muro de Lothric debes usar el teletransporte que encontrarás en el Santuario de Enlace del Fuego, al final del Cementerio de ceniza. En esta parte de la historia, tendrás que hacerles frente a bestias de hielo, caballeros acorazados y a dragones.

Asentamiento de no muertos

Este asentamiento se trata de un poblado por Huecos que te será muy difícil de superar. Puedes acceder a esta parte de la historia, luego de derrotar a los enemigos del Gran Muro de Lothric, para después cambiar de área y dirigirte hasta la hoguera Vordt del Valle Boreal.

 Camino de los sacrificios

En esta etpa de Dark Souls III te encontrarás en una encrucijada marcada por varios caminos que al mismo tiempo forman un pantano. Al llegar, debes avanzar desde la hoguera para comenzar a enfrentarte a los enemigos, que se convierten en criaturas enormes, semejantes a unos cuervos.

Catedral de la oscuridad

Luego de aniquilar al jefe del final del camino de los sacrificios, debes continuar avanzando hacia un sendero que llevará a un lugar sagrado  muy antiguo en el que reina la oscuridad. El objetivo es atravesar la catedral de la oscuridad para obtener una de las almas de señor que se requieren para el ritual.

Torreón de Farron

Esta región de Dark Souls III era anteriormente habitada por la Legión de Farron. Mantente alerta, porque inmediatamente después de llegar a esta zona, serás atacados por los primeros dos enemigos de esta parte de la historia, se trata de dos humanos: uno con un garrote y el otro con una espada curva.

Con el mayor de los cuidados debes atravesar la ciénaga envenenada para poder acceder a otro Señor de ceniza.

Catacumbas de Carthus

Inmediatamente después de haber acabado con el jefe anterior, podrás pasa a la nueva zona de la catacumbas de Carthus, al explorar este lugar te darás cuenta de que está repleto de esqueletos, que deben ser aniquilados.

A diferencia de las sagas anteriores, en esta parte de Dark Souls III no necesitarás de algún tipo de arma especial para eliminar los esqueletos.

Irithyll del Valle Boreal

Una vez completada la misión anterior, y si ya derrotaste a los Diáconos de la oscuridad, observarás que la puerta del fondo de la zona de la hoguera Gran Señor Wolnir, ubicada en las catacumbas, esta puerta debe ser atravesada para llegar al Valle Boreal. Una vez allí, debes atravesar el reino helado para luego, combatir a uno de los representantes de la religión de Lothric.

Mazmorra de Irithyll

Para acceder a la mazmorra de Irithyll, debes avanzar hasta llegar al foso en el que hacen su aparición las arañas mutantes. El acceso a esta parte de la historia no es tomando el canal, sino que debes regresar por la torre del fondo.

Capital profanada

La capital profanada se trata de un lugar antiguo en la que permanecen las ruinas de una ciudad, deberás atravesar esta zona para poder encontrar el tercer señor de ceniza.

Lago ardiente

Esta parte de la historia de Dark Souls III es opcional, es decir, que si quieres obviarla puedes pasar directamente al Anor Londo. Si decides aventurarte por la zona, puedes explorar las ruinas de la civilización de los demonios.

Anor Londo

Este sitio se caracteriza por ser considerado un área maldita que es conocida por los fanáticos de los títulos anteriores de la saga, y es en donde deberás enfrentar a uno de los jefes más temibles del juego.

Retorno al Gran Muro de Lothric

Una vez llegado a este punto del juego, estarás preparado para llegar al castillo después de que hayas derrotado a Yhorm, el gigante; Aldrich, el devora dioses; y a los vigilantes del abismo.

Castillo de Lothric

El castillo de Lothric es el lugar en el que se mantiene escondido el Príncipe Lothric, a llegar te encontrarás con una encrucijada de caminos con tres opciones: izquierda, derecha y al frente. Te aconsejamos que continúes por el camino recto donde verás a un mago y a un caballero. 

Jardín del Rey consumido

Esta parte de Dark Souls III es opcional, si decides no completarla, puedes pasar directamente al Gran archivo. Si decides explorar esta zona, te encontrarás con que es un lugar pequeño, pero en el que hay algunos secretos que sería interesante descubrir.

Tumbas olvidadas

Esta etapa también es opcional, así que de igual manera puedes dirigirte al gran archivo si lo deseas. Aunque te aconsejamos que completes esta zona de Dark Souls III, ya que esta parte se encuentra relacionada con uno de los finales del juego y para llegar aquí debes haber completado la zona opcional del jardín del rey consumido.

Pico del Archidragón

Esta zona será la última del juego que podrás desbloquear de forma normal y también es opcional completarla. Al acceder a esta área de Dark Souls III, que está considerada como la más peligrosa del juego, debes haber completado la historia del jardín del rey consumido, en la cual obtienes el gesto camino del dragón.

Gran archivo

Para acceder a la parte final de Dark Souls III, debes haber completado las tres zonas opcionales anteriores o haber superado el enfrentamiento contra la armadura del asesino de dragones, justamente en este sitio comienza la historia del gran archivo.

Por medio de un cadáver que encontrarás en la hoguera del gran archivo, podrás tener en tu poder la llave del mismo y la espada doble puño divino (espadas gemelas de Gotthard). Aquí encontrarás al último señor de ceniza.

Horno de la primera llama

Esta será la zona en la que tendrá lugar el combate final y si has llegado hasta este punto, debes tener en tu poder las cuatro cenizas de un señor. Aquí se decide el destino del poder que mueve al mundo y se determina si la Edad del Fuego se extiende o se termina para siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: