Las 50 mejores películas de los años 80

Las 50 mejores películas de los años 80

La nostalgia se está imponiendo, resulta innegable la influencia que tiene en nuestra cultura, en la forma de vestir, en lo que se quiere vivir; lo vintage, y por supuesto, en lo que  deseas ver por medio de las pantallas, es por esto que hemos querido hacer esta lista de las 50 mejores películas de los años 80 que seguramente se van a poner de moda otra vez

No las vamos a ordenar en un listado de preferencias, por el contrario, solo te vamos a comentar acerca de cada una de ellas y, de acuerdo con tus gustos, podrás escoger la que anheles disfrutar, pero ten presente que son joyas del séptimo arte que te harán pasar un buen rato. Veamos cuales son:

El resplandor (1980)

Se trata de una adaptación cinematográfica de una novela de Stephen King, quizás la más icónica que existe. Con la maravillosa actuación de Jack Nicholson, ha sido catalogada como una de las mejores cintas de terror de la historia. La puesta en escena, narrativa e inigualable interpretación de su protagonista, la convirtieron en un clásico, siendo una de las mejores producciones de los años 80.

Star Wars: El Imperio contraataca (1980)

Hasta aquellos que no han visto jamás esta cinta conocen la icónica frase “Luke, yo soy tu padre”. Nos referimos al capítulo V de esta saga a la que muchos le rinden culto, cuenta con una excelente escena que ocurre entre los personajes de la princesa Leia y Han Solo, se encuentra entre las favoritas de los cinéfilos que son fanáticos de este género.

Las 50 mejores películas de los años 80

E.T., El extraterrestre (1982)

Con este film fue la primera vez que Drew Barrymore apareció en la gran pantalla. Se trata de una historia que no es únicamente basada en la amistad, sino un verdadero símbolo ochentero que nos lleva hasta esa época sin tener que movernos del sillón.

Poltergeist (1982)

Por supuesto que el año 1982 fue espectacular para Steven Spielberg porque la película mencionada anteriormente también fue dirigida por él, y a pesar de la fama de mala suerte que rodea a Poltergeist, nadie duda que es una producción extraordinaria. Una familia norteamericana promedio se muda a una casa nueva en un supuesto vecindario paradisíaco, pero en el interior de la vivienda comienzan a suceder situaciones y fenómenos extraños para los que hoy existe una explicación racional.

Blade Runner (1982)

Sin duda existen escenas que se ven y permanecen en la memoria para siempre. Ese es el caso de las que interpretaron Harrison Ford y el recientemente fallecido Rutger Hauer, en este largometraje, con el que se convirtieron en la historia viva del género de ciencia ficción. El replicante Roy Batty será por siempre uno de los personajes favoritos de esta clase de películas.

Cristal oscuro (1982)

Netflix ha apostado por el sentimiento de nostalgia con la realización de una precuela de esta cinta clásica del cine animado. Cristal oscuro: la era de la resistencia, se estrenó en formato de miniserie, pero es posible deleitarse con esta historia de fantasía y volver a sentir que tenemos diez años.

Tron (1982)

Se trata de una película de culto, con muchos seguidores, en la que los excelentes actores Jeff Bridges y Bruce Boxlaitner dan vida a la historia de un desarrollador de videojuegos que es dividido en moléculas y llevado a las entrañas de una computadora en la que un malvado programa controla el comportamiento de los software, de forma cruel.

Conan, El Bárbaro (1982)

Quién iba a pensar que el joven Arnold Swartzenegger, todavía con acento austríaco, se convertiría algún día en gobernador de California. Esta película trata acerca de la historia de un niño que vive en una aldea bárbara, donde la gente que habita es masacrada, pero el pequeño sobrevive, grabando en su memoria los rostros de los asesinos que mataron a su familia. Permanece como esclavo y años después logra su libertad, convertido en un muy musculoso y poderoso guerrero.

Juegos de guerra (1983)

David es un apasionado de la informática, hackea los nuevos sistemas de seguridad, encuentra los más inaccesibles códigos secretos y piensa que la computación es un juego. Pero el entretenimiento se torna peligroso en el momento en que sin querer conecta su ordenador personal con el Departamento de Defensa norteamericano, que se encarga de gestionar el aparataje de protección nuclear, lo que trae como consecuencia una situación de peligro que parece salirse de control. 

Con la ayuda de su novia y del genio de la computación, tratará de evitar el mayor conflicto de todos, la Tercera Guerra Mundial.

Flashdance (1983)

Medias calentadoras, mallas y mucha música. Se trata de una cinta de género musical que es la favorita de innumerables seguidores del cine, pero también es una oda al feminismo, la libertad y el poder de luchar por los sueños. No vas a quedarte sentado en el sillón cuando su impresionante banda sonora comience a sonar, entre ellas, una de las mejores canciones de Irene Cara, What a feeling.

Risky business (1983)

Si tienes ganas de ver el inicio de Tom Cruise en el cine, tienes que ver este film, que posee una de las escenas musicales más idolatradas de la gran pantalla. El apuesto actor  protagoniza este largometraje en el que representa a adolescente que se queda solo en su casa y acaba por tener uno que otro inconveniente.

Karate Kid (1984)

Dar cera y pulir autos. Es la forma en que empieza el entrenamiento del señor Miyagi a su pupilo Daniel Larusso. Se trata de una historia en la que el ánimo de superación fue exaltado y se convirtió en la referencia de la serie Cómo conocí a vuestra madre, en la que Barney afirma, hasta el final, que el personaje interpretado por William Zabka era el mejor de toda la cinta.

Gremlins (1984)

Si viste la película, seguro que quisiste tener un Gizmo y si la ves hoy, te darán las mismas ganas. No hay criaturas tan adorables en el cine como él. Este pequeño peluche que tiene unas enormes orejas y ojos inmensos es un personaje kawaii con todo su derecho, y amamos ese detalle. Aunque luego ocurra lo que sucede cuando su propietario no cumple con las normas de cuidado.

Los Cazafantasmas (1984)

Who you gonna call? Los años ochenta no hubieran sido tan emocionantes sin ellos, buscando a los espectros en la ciudad de Nueva York. Hace algún tiempo se hizo un reboot femenino que fue muy divertido, pero no cabe duda que debes quedarte con la original de los años 80.

La historia interminable (1984)

El Reino de Fantasía, la princesa sin nombre, Atleyu y Falco son los compañeros del niño Sebastián. Esta producción es una combinación de ficción y realidad que impuso su sello en una generación y su influencia ha llegado hasta nuestros días, de tal forma que los creadores de Stranger Things decidieron hacerle un guiño a la película hacia el final de su tercera temporada. La novela de Michael Ende que sirvió de referencia para la realización de este film, gusta tanto como la versión hecha para la gran pantalla.

Dieciséis velas (1984)

Esos incontrolables y depresivos 16 años, con el primer amor adolescente y la amistad, son la base de esta cinta. Es una comedia romántica que resulta imprescindible en una lista de películas de los años 80. Los amores juveniles gustan mucho y fue el primer trabajo de John Hughes, en el séptimo arte, de modo que no podía quedarse fuera de esta propuesta.

Tras el corazón verde (1984)

La trama muestra a una escritora de novelas románticas de nombre Joan Wilder, que tiene que viajar a Colombia con un paquete misterioso para que su hermana secuestrada sea liberada de los traficantes que la mantienen cautiva. Cuando llega a sudamérica, casi la asesinan y la salva Jack Colton, (Michael Douglas), quien es un aventurero que se parece muchísimo al héroe que protagoniza sus novelas.

Superdetective en Hollywood (1984)

Nuevamente Eddie Murphy, desarrollando otro de sus papeles clásicos, tan bueno que tuvo una secuela e inspiró la trama de otras películas. Axel Foley es un impulsivo e perspicaz detective de Detroit que logra seguirle la pista al asesino de su amigo hasta el barrio más elegante de Beverly Hills. Pero antes de atraparlo, Axel se ve envuelto en una red internacional de contrabando y tráfico de drogas.

Los Goonies (1985)

“Sloth quiere a gordi”, y nosotros queremos a estos niños que se constituyeron en la inspiración de muchas otras cintas y series como Súper Ocho o la ya nombrada Stranger Things. La narrativa de la amistad y la aventura, así como la música de Cindy Lauper, son tan entrañables como la década a la que nos estamos refiriendo.

El club de los cinco (1985)

Otro mítico trabajo de John Hughes, quien dirige esta comedia de drama juvenil que es considerada aún como una de las mejores cintas de la adolescencia de ayer y hoy. Es un filme que gusta muchísimo, por eso no podíamos dejar de mencionarla porque sabemos que sus amantes son capaces de verla una y otra vez, sin cansancio.

Las 50 mejores películas de los años 80

Regreso al futuro (1985)

Un Delorean blanco, un científico algo chiflado y un muchacho atolondrado garantizan aventura, diversión y dos personajes protagonistas, Doc y Marty Mcfly, de tanta relevancia que se hizo una saga a la que se le rinde culto. Realmente la recomendamos para cualquier adolescente y, de paso, aprovechamos para volverla a ver.

Las chicas solo quieren divertirse (1985)

Dos actrices míticas, como Sarah Jessica Parker y Helen Hunt, hacen los papeles estelares de dos adolescentes que solo desean pasarlo bien. A estas chicas les gusta mucho bailar y les encantaría aparecer en Dance TV. Se trata de una cinta divertida en la que podremos ver cómo era Carrie antes de asaltar Nueva York con sus amigas.

Lady Halcón (1985)

No se trata únicamente de que Michelle Pfeiffer se ve espectacular en este largometraje, acompañada del galante Rutger Hauer, es una trama de amor que emplea un hilo argumental maravilloso. Dos enamorados que fueron separados por una maldición, sin embargo no han dejado de amarse. 

Young Sherlock Holmes / El secreto de la pirámide (1985)

La historia discurre entre una serie de extraños y horribles asesinatos que aparentan ser suicidios y que mantienen en suspenso a Londres, cuando el joven Sherlock Holmes y su nuevo amigo Watson se involucran, sin darse cuenta, en este misterio oscuro. Es elemental que algo está ocurriendo y el detective aficionado está dispuesto a resolver el caso que será el más sorprendente de toda su extraordinaria carrera.

El nombre de la rosa (1986)

Una adaptación de la extraordinaria novela de Umberto Eco, la película está ambientada en el siglo XIV. Fray Guillermo de Baskerville (Sean Connery), un monje franciscano, antiguo inquisidor y su inseparable discípulo, el novicio Adso de Melk (Christian Slater), quien cuenta la historia, llegan a una abadía benedictina del norte de Italia para tratar otros asuntos y se consiguen con una cadena de muertes de monjes que necesita una explicación más allá de atribuir su causa al maligno. 

El vuelo del navegante (1986)

Cuenta la historia de cómo en el año 1978, en una noche oscura, el pequeño David, un niño de 12 años que juega cerca de su casa en búsqueda de su hermano Jeff, se golpea y queda inconsciente. Ocho años, o apenas un instante después, logra despertar, vuelve a su casa,  nota que su familia se mudó y que él ha sido dado por desaparecido o muerto. David comienza a ser perseguido por la NASA que sostiene que ha sido abducido.

La chica de rosa (1986)

Esta es otra cinta de comedia romántica que se mete en esta lista de las mejores películas de los años 80. En este caso se narra la historia de una adolescente de clase media que se enamora de un joven con una familia muy adinerada. La banda sonora es excepcional y los vestuarios son típicos de esa década.

Dentro del laberinto (1986)

Este es un clásico que debes ver por el solo hecho de que el villano fue interpretado por el fallecido David Bowie. Es una razón de peso para disfrutar de esta producción. El malvado hombre secuestra al hermano pequeño de la protagonista y es considerado una joya de la fantasía. En el papel principal se destacó la muy joven, para la fecha, Jennifer Connelly, es divertida y representa una aventura. Además David Bowie canta en este film.

Top Gun (1986)

Es un trabajo actoral imperdible de Tom Cruise, aunque nos ha llegado la noticia de que Top Gun va a regresar a las pantallas con una secuela, lo que nos afirma el hecho de que se va a ver mucha influencia de los años ochenta próximamente. Tom Cruise fue quien puso de moda las gafas de aviador y, por supuesto, se impondrán de nuevo como accesorios de última tendencia.

Dirty dancing (1987)

Sin duda, todo un clásico del cine amoroso, con el entrañable Patrick Swayze, en uno de sus inolvidables roles. Toda muchacha sin duda quiso bailar como lo hace Baby en la cinta, ambientada en el verano de 1963. No importa cuántos años pasen, el público seguirá adorando esta historia de romance en la que se baila mucho, a la perfección y se ama, aún más. 

El Imperio del Sol (1987)

El joven talento, para la época, Christian Bale interpreta a James Graham, un niño británico de clase alta con una vida de privilegios que llega a su fin con la entrada del ejército japonés a Shanghai, en diciembre de 1941. Por circunstancias del destino se separa de sus padres y es retenido en un campo de concentración de Soo Chow, cercano a un aeropuerto militar chino. Entre la tristeza y desnutrición, Jim tiene que madurar y apreciar la vida de una manera totalmente distinta.

Hechizo de luna (1987)

Quien diría que Cher se iba a ganar un Oscar por este largometraje, pero es que la película obtuvo tres premios de la Academia y dos Globos de Oro. Se trata de una comedia romántica en la que los roles protagónicos estuvieron a cargo de Cher y Nicolas Cage. No podrás negar que el peinado de la cantante es una referencia ochentosa, al igual que los vestuarios en los que se aprecian muchas mangas abultadas. 

La princesa prometida (1987)

“Hola. Me llamo Íñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. Prepárate a morir.” Se trata de una de nuestras historias favoritas por la que vale la pena mandarse a hacer una camiseta con esa frase. Es una producción en la que se expresa el verdadero amor en su máximo esplendor. Es la historia de Westley y Buttercup, ¡tienes que verla!

Las 50 mejores películas de los años 80

Arma mortal (1987)

Es imposible pensar en las películas de los años 80 y no recordar a Danny Glover y Mel Gibson, en la exitosa saga que hicieron junto a Joe Pesci y René Ruso. En la primera cinta, Martin Riggs, es un policía de Los Ángeles que tiene tendencia suicida, mientras que Roger Murtaugh, es un maduro y responsable policía, padre de familia, que fue asignado como compañero del complicado agente. Juntos tratarán de deshacer una operación de contrabando de drogas, convirtiéndose, finalmente, en los mejores amigos.

Robocop (1987)

Este fue, con seguridad, el antecedente para imaginar un cyber robot como Terminator. El film narra como en el futuro, Alex J. Murphy, quien fue efectivo de la policía de Detroit, muere en un acto de servicio. Ante la oleada de delincuencia que se vuelve imparable, la administración aprueba la creación de una máquina letal que es mitad robot, mitad hombre, bautizada como Robocop, en cuya fabricación emplean el cuerpo de Murphy. 

El experimento aparentemente es exitoso, pero la memoria de Alex está retornando y la trama se complica.

La jungla de cristal (1988)

Con Bruce Willis como protagonista de esta saga, la primera de las cintas narra como en lo alto de la ciudad de Los Ángeles, en la torre Nakatomi, un grupo de terroristas armados ha tomado el control del edificio con una cantidad de rehenes presentes en una fiesta navideña. John McClane, invitado por su esposa a la celebración, es el único que se escapa de los delincuentes, y aunque está solo, los va a enfrentar y se convierte en la única esperanza de los secuestrados.

Willow (1988)

Es un cuento medieval que tiene brujas, enanos y poderes mágicos. En las mazmorras de un castillo en el que habita la malvada reina Bavmorda, una prisionera da a luz una niña que, si haces caso a una antigua profecía, es la que va a poner fin al reinado de esta hechicera. La comadrona logra salvar a la bebé de la ira de la oscura bruja, pero tiene que arrojar su cuna al río cuando es alcanzada por unos perros de presa. 

La corriente lleva la pequeña cama hasta un pueblo de enanos en el que es adoptada por el valiente Willow.

Armas de mujer (1988)

Son tres los colosos que actúan en este trabajo cinematográfico: Harrison Ford, Melanie Griffith y Sigourney Weaver. Con este trío de protagonistas perfectos, es un film al que se le rinde culto, ganó cuatro Globos de Oro y un Oscar. Es una visión crítica a los yuppies que se obsesionan con triunfar y que siguen gustando mucho luego de 30 años.

Cinema Paradiso (1988)

También es una película de culto convertida en un clásico, en la que se retrata a la Italia de la posguerra, pero con una declaración de amor por el cine. Es una película muy dulce, tierna y preciosa, fue creada y dirigida por Giuseppe Tornatore. 

Mi vecino Totoro (1988)

Es una historia animada dirigida por Hayao Miyazaki que se ha convertido en un clásico del anime. La trama cuenta cómo las hermanas Satsuke y Mei se mudan a vivir a una casa en el campo y en el bosque que está a su alrededor se consiguen con una criatura inmensa: Totoro. Es tan hermosa que solo necesitas verla una vez para quedarte enamorado de ella por siempre.

Beetlejuice (1988)

No se trata únicamente de una de las mejores cintas de Tim Burton, es que también tiene un reparto de ensueño: un excelente Michael Keaton, una muy joven Winona Ryder y eso, sin tomar en cuenta, a Geena Davis, Alec Baldwin y Catherine O’Hara. Es un film muy divertido desde que comienza hasta que termina.

¿Quién engañó a Roger Rabbitt? (1988)

Aunque parezca extraño, se trata de una película que hizo Disney para adultos, en la que se mezclan imágenes reales con dibujos animados, es un largometraje que causó revolución, una gran obra dirigida por Robert Zemeckis, en la que se nos recuerda que los cómics no son solo para niños. 

Big (1988)

Probablemente es la película que le abrió las puertas de Hollywood a Tom Hanks. ¿Quién no lo recuerda tocando en el piano gigante de la juguetería F.A.O. Schwarz? Esta cinta en la que un niño despierta siendo adulto, luego de pedir un deseo a una máquina Zoltar, en una feria, es otro de los mejores recuerdos de la época de los 80. 

El abismo (1989)

Una tripulación civil que trabaja en una plataforma petrolera ha sido contratada por la marina norteamericana para llevar a cabo una operación de rescate a un submarino nuclear que está atrapado en el fondo del mar en circunstancias más que extrañas y al borde de una grieta abisal que tiene varios kilómetros de profundidad.

Cuando Harry encontró a Sally (1989)

Todo amante del cine va a recordar siempre la escena en la que Meg Ryan finge un orgasmo en un restaurante, mientras Billy Crystal la observa atónito. Se trata de una de las mejores comedias románticas de la historia. 

Indiana Jones y la última cruzada (1989)

No cabe dudas de que los años 80 fueron muy fructíferos para Harrison Ford y si lo acompaña el recientemente fallecido Sean Connery, la atención de la audiencia está garantizada. Hacen la pareja de padre e hijo más ideal de la historia del cine de esa década. Es una muy divertida aventura que transcurre entre un tesoro milenario y bastante acción, por lo que no podía quedarse fuera de la lista por ningún concepto. 

Regreso al futuro II (1989)

Ahora tenemos a un Marty McFly que aún no se acostumbra a tener una vida y una familia perfecta, como resultado de su anterior viaje en el tiempo, cuando Doc aparece nuevamente con el Delorian modernizado, diciéndole que él y su novia tienen que viajar al futuro para solucionar un inconveniente con la ley y que tendrá uno de sus hijos. 

El villano Biff Bannett se da cuenta de la existencia de la máquina y aprovecha un descuido para viajar al pasado y entregarle a su joven yo, un almanaque con todos los resultados deportivos de décadas, de manera de que aprovecha la oportunidad y la situación se vuelve incontrolable.

El príncipe de Zamunda (1989)

En esta cinta vemos a Eddie Murphy, joven, en uno de sus papeles icónicos. Es el vigésimo primer cumpleaños del príncipe Akeem, del reino africano de Zamunda, tiene que casarse con una mujer que no conoce, tal como tuvo que hacer su padre. Pero al no estar conforme con que le impongan una esposa, Akeem decide viajar a Nueva York, lugar en el que nadie lo conoce y buscar una chica guapa e inteligente que le ame por lo que es y no por su herencia. 

Escuela de jóvenes asesinos (1989)

Winona Ryder, Christian Slater, Shannen Doherty, Kim Walker y Lisanne Falk son los protagonistas de esta cinta de adolescentes que con el pasar de los años llegó a convertirse en un film de culto. Un grupo de chicas, la difícil juventud, el suicidio y el amor se encierran en su trama.

El club de los poetas muertos (1989)

Resulta inolvidable la escena de un mítico Robin Williams, cuya puesta en escena es mejor verla que explicarla, pero que te va a llegar al corazón con su interpretación de un maestro de Literatura que es tan apasionado que logró poner de pie a toda su clase. “¡Oh capitán, mi capitán!!”, frase icónica de la película.

Continúa leyendo sobre las mejores películas de los años 90.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: