Los 20 mejores western o películas del oeste de la historia

Los 20 mejores western o películas del oeste de la historia

Las películas que tienen como tópico western o del Oeste han sido de las más populares en el siglo XX, es por ello que hemos hecho una lista de los 21 mejores largometrajes de este estilo que incluye desde los italianos hasta los icónicos producidos por la meca del cine.

En el listado se encuentran incluidas algunas de las cintas con más taquilla de Hollywood en las que actores como John Ford, Sergio Leone, Clint Eastwood o John Wayne alcanzaron el estrellato, gracias a papeles de recios vaqueros y pistoleros, tornando al género de filmes de cowboys en uno de los más relevantes de la historia del séptimo arte.

Hemos querido comenzar nuestra propuesta de las mejores películas del Viejo Oeste con los largometrajes más antiguos, hasta culminar en lo más destacado del género, filmado en las últimas décadas por directores como Quentin Tarantino o Kevin Costner. Son muchas las producciones que componen este género, motivo por el que hemos tenido que dejar por fuera algunos títulos, en este caso, los invitamos a completar esta propuesta con sus favoritas.

Las 20 mejores películas del Viejo Oeste de la historia

Como no es una lista definitiva, tenemos la intención de mostrar lo más destacable de las cintas de este género tan apreciado, así que comencemos:

La diligencia (1939)

Comenzamos con esta película que pensamos que fue el primer gran western, rodado en el año 1939, tuvo como director a John Ford, causante de que este género llegara a tomar su lugar en los filmes de tipo serie B, alcanzando un gran reconocimiento por parte de los críticos y de la audiencia, dando cabida a una tendencia que duraría varias décadas. 

Los 21 mejores western o películas del oeste de la historia

El forajido (1943)

El forajido (The oulaw) fue una cinta que trastornó a la sociedad de aquel momento, por ser calificada poco menos que erótica y pornográfica, para los cánones de la época.

Esto fue lo que aprovecharon sus realizadores, Howard Hawks y Howard Hughes, para atreverse a más y hacer la promoción de esta, tomando ventaja de la conmoción que suscitó entre el público. La realidad es que no es para tanto. Se trata de un argumento que cuenta la historia de Billy “El Niño”, Pat Garret y Doc Holliday,que constituyen la Santísima Trinidad de la mitología del Viejo Oeste, con una actriz que aparece muy escotada en escena. 

El tesoro de Sierra Madre (1948)

Con el ambiente del año 1925, esta cinta fue protagonizada por Humphrey Bogart, quien interpretó a un mendigo de nombre Fred Dobbs. Él y dos amigos viajan a México para explotar un yacimiento de oro en la Sierra Madre. Cuando la mina comenzó a producir beneficios, también nace la desconfianza entre los socios que va en aumento, originando grandes odios. No debe ser de mala calidad porque en su momento esta cinta ganó tres premios Oscar. 

Solo ante el peligro (1952)

Este fue el título que se le dio en España, pero su nombre original es High Noon, cuyos protagonistas fueron Gary Cooper, Grace Kelly y Lloyd Bridges. En este filme, Cooper hace el papel de un sheriff que luego de que se casa, pasa a retiro. No obstante, un bandido que fue encarcelado por él, años antes, retorna con su banda para tomar venganza.

Ante este conflicto, el sheriff tiene que decidir si marcharse y dejar al pueblo a su suerte, a manos de los bandoleros o no. Desafortunadamente, va a descubrir que ninguna persona querrá ayudarle a pelear contra los forajidos y tendrá que cumplir solo su juramento como oficial de la ley.  

Centauros del desierto (1956)

The searchers fue traducida con el poético título de Centauros del desierto. Es la máxima creación de John Ford, tanto por la dirección como por los recursos técnicos, en ella John Wayne alcanzó el estrellato como actor de un drama en el que un hombre duro tiene que manejar obsesiones y frustraciones.

La película trata acerca de la larga búsqueda por parte de dos vaqueros, en el territorio indio, de una chica secuestrada por los nativos. Se trata de un viaje que encarna la redención en el centro del infierno. 

Río bravo (1958)

Es una cinta icónica, dirigida por Howard Hanks, en la que se muestra un argumento que reúne amistades, celos, rivalidades y hermandad. John Wayne, Robert Mitchum y Angie Dickinson protagonizaron esta producción mítica.

Viene a ser una especie de lado B del western Solo ante el peligro, con la diferencia de que en esta película el sheriff es quien quiere enfrentarse solo a los malhechores, pero el pueblo quiere darle apoyo. 

Los siete magníficos (1960)

Esta producción no tiene desperdicio alguno. Cuenta con un reparto mítico, encabezado por Yul Brynner, Steve McQueen y Charles Bronson, por eso es una de las mejores cintas del Viejo Oeste. Relata la historia de un sheriff que junta a un grupo de pistoleros para ayudar a una pequeña población de la frontera con México. El equipo va a pasar muchas vicisitudes para defenderse de los malhechores. 

La trilogía del dólar (1962 -1966)

Por un puñado de dólares (1962), La muerte tenía un precio (1965) y El bueno, el malo y el feo (1966) son una de las más increíbles trilogías del séptimo arte, porque sin duda son parte de las mejores películas del Oeste. Igualmente son la representación de lo mejor del western.

El director de esta trilogía, Sergio Leone, es igualmente un gigante en la industria cinematográfica y fue capaz de rodar memorables películas de este género con un presupuesto mínimo. Merece la pena ver las tres.

La conquista del Oeste (1962)

Es una cinta que presenta a un idílico Viejo Oeste, codirigida por John Ford, Henry Hathaway y George Marshall. Ellos lograron reunir a los grandes Gregory Peck, George Peppard, Robert Preston, Debbie Reynolds, James Stewart y Henry Fonda, entre otros, para narrar la historia de una familia que abarca cuatro generaciones en el siglo XIX, y cómo terminó echando sus raíces en San Francisco. Se trata de una de las historias más épicas de Estados Unidos. 

Hasta que llegó su hora (1968)

Sergio Leone y Ennio Morricone nos brindaron otra gran obra del cine del Oeste en la que actúan míticos de la talla de Charles Bronson, Henry Fonda, Jason Robards, Claudia Cardinale y Gabriele Ferzetti, en una historia de venganza, codicia y rivalidad que va a terminar con balas y lujuria. Es toda una oda a lo más oscuro del espíritu humano y del Viejo Oeste. 

Los 21 mejores western o películas del oeste de la historia

Valor de ley (1969 / 2010)

Bajo este título tenemos dos producciones realizadas en los años 1969 y 2010. Valor de ley, del año 1969, fue protagonizada por John Wayne, bajo la dirección de Henry Hathaway, cuyo argumento plantea una venganza, en la que un mercenario y justiciero cazador de recompensas es contratado por una niña para que asesine al homicida de su padre. 

Se trata de un viaje al salvaje oeste que será toda una revelación para el justiciero y la pequeña. Los hermanos Coen dirigieron el remake de esta cinta en el año 2010 que llevó el mismo nombre, protagonizada por Jeff Bridges, apareciendo igualmente en el reparto Matt Damon y Josh Brolin. 

Dos hombres y un destino (1969)

Ese fue el nombre que se le dio en España a esta producción para la gran pantalla, dirigida por George Roy Hill, cuyo nombre original fue Butch Cassidy and the Sundance Kid. Fue protagonizada por los grandes actores Robert Redford y Paul Newman. El argumento es una historia real, pero adaptada, de dos renombrados bandoleros asaltantes de bancos y de cómo ellos tuvieron que dejar el Oeste para viajar a Latinoamérica, ocultándose en Bolivia, donde murieron acribillados. 

Pequeño gran hombre (1970)

Dirigida por Arthur Penn, con las actuaciones de Dustin Hoffman, Faye Dunaway, Martin Balsam y Richard Mulligan, el argumento se centra en que en un hogar para personas de la tercera edad, un historiador forja amistad con Jack, un anciano de cien años, blanco, que afirma ser el único sobreviviente de la última batalla de Custer. 

Utiliza el recurso del flashback para contar la vida de este personaje que fue criado en una tribu de nativos norteamericanos, luego de que sus padres murieran en el asalto a la caravana en la que viajaban. Jack va a narrar los conflictos que surgieron en su vida, en particular, en sus relaciones con los indios y los blancos.

Le llamaban Trinidad (1971)

Las películas del oeste italianas nos legaron grandes títulos e icónicos rostros que forman parte de la cultura popular, como los de Terence Hill y el fallecido Bud Spencer. Este par hizo primero una trilogía de Tú perdonas… yo no, pero en el año 1971 nos regalaron dos películas de comedia ambientadas en el Oeste que dieron pie a lo que vino después en sus carreras. 

Le llamaban Trinidad fue la primera y más grandiosa de ellas, en la que se hizo una parodia sutil de los tópicos propios del género. 

Sillas de montar calientes (1974)

Fue un aporte del genial Mel Brooks, quien hizo parodias de todos los géneros cinematográficos. Sillas de montar calientes es una parodia bestial del género del western, en la que se trataron los tópicos, argumentos, contextos e inclusive, al propio Hollywood, detrás de ellas. Fue protagonizada por Cleavon Little y Gene Wilder. 

El fuera de la ley (1975)

Clint Eastwood logró colocar a tope esta cinta en la que no sólo fue el director, sino también el protagonista. El argumento trata sobre un prófugo confederado de nombre Josey Wales, que se basa en un héroe popular de Texas, llamado Bill Wilson. Wales, como Wilson, permanece neutral ante la guerra civil hasta que unos soldados de la Unión prenden fuego a su granja.

Cuando termina el conflicto armado, en vez de rendirse, Wales huye al desierto, lugar en el que puede rehacer su vida, convirtiéndose en el líder de una caravana de colonos que marcha a nuevas tierras. 

Bailando con Lobos (1990)

En esta cinta Kevin Costner asombró al mundo. Este western tiene lugar en la segunda mitad del Siglo XIX, en la zona fronteriza del oeste norteamericano. Relata las vivencias de un oficial de la Unión, a quien se le ordena dirigirse a un puesto alejado y remoto que se encuentra abandonado. 

Sus actividades lo llevan a establecer relaciones con los indios nativos del lugar, y eso hace que se cuestione su nexo con el ejército. Este film ganó siete premios Oscar y reivindicó el género del Oeste en los años 90.

 Sin perdón (1992)

Clint Eastwood aumentó el respeto por los westerns con esta cinta. El argumento comienza en la ciudad de Big Whiskey, donde una prostituta es desfigurada por un vaquero. Indignadas ante la indolencia de las autoridades, las amigas de la muchacha contratan a un viejo pistolero retirado, William Will Munny, quien era ya un honrado granjero, luego de una vida de crímenes. El hombre acepta la tarea por la necesidad monetaria, pero volverán a aflorar sus peores instintos. 

Open range (2003)

Kevin Costner regresa en el 2003 para presentar una cinta de vaqueros que, aunque no fue tan bien recibida por la taquilla, sí tuvo buenas críticas. En esta película actuaron, aparte de Costner, los reconocidos artistas: Robert Duvall, Annette Bening y Michael Gambon.

El argumento expone el viaje de unos ganaderos por las tierras centrales de América, comenzando como un trabajo normal, pero que terminará siendo la travesía más peligrosa. Además, los entendidos en la materia afirman que es la película del Oeste con los enfrentamientos a tiros más parecidos a la realidad.

Django: Desencadenado (2012)

Nos parece poco justo decir que Quentin Tarantino es el heredero de la tradición de los westerns italianos y para muestra tenemos a Los odiosos ocho y a esta joya que es Django: Desencadenado.

Pero vamos a incluirla en nuestra lista como la última, entre otras razones, por las grandiosas referencias al género de películas del Oeste. Un motivo adicional, es su épico reparto, con actuaciones absolutamente memorables por estrellas de la gran pantalla y porque se trata de una narrativa que no se puede dejar de admirar.

Conoce cuáles son las mejores películas del cine negro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: